El PRD sigue a la deriva

Por Juan Bolívar Díaz

http://hoy.com.do/image/article/112/460x390/0/3388C4CB-26E9-4353-8A21-D7DA1B3FE30A.jpeg

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) sigue a la deriva, con significativa reducción de su porcentaje de preferencia en el electorado, aún en relación a los comicios de mayo pasado, con una percepción altamente negativa de su papel como opositor al gobierno y muy poca admiración por sus principales líderes.

La investigación revela que tanto el electorado en general, como los simpatizantes del perredeismo preferirían a los precandidatos agrupados en la llamada Corriente Unitaria, sobre el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, que al decir general es favorecido por la mayor parte de la cúpula directiva del partido.

La inconformidad con la situación económica, pese a la estabilidad y el  crecimiento macroeconómico, y las prioridades de inversión y las preocupaciones de la ciudadanía conllevan advertencias al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y su gobierno.

PRD: acentuada caída

Sólo el 21.2 por ciento de los encuestados señaló al PRD cuando se le preguntó cuál es su partido preferido, el porcentaje más bajo registrado por esa organización política desde la campaña electoral de 1990, cuando cayó al tercer lugar en las preferencias y en los comicios presidenciales de ese año, lo que se atribuyó a su gestión gubernamental 1982-86 y a divisiones internas.

Ese porcentaje de preferencias significa una caída de 7.6, en relación al 28.8 que registró en la anterior encuesta Gallup-HOY efectuada en abril y 10 y 12 por ciento menos que el 31 y 33 por ciento que obtuvo en los niveles congresional y municipal de las elecciones de mayo pasado.

El PLD resultó ratificado como partido mayoritario al conseguir el 45.5 por ciento de las preferencias, l.3 por ciento menor que en la anterior encuesta, pero casi similar al 46 por ciento que registró en el nivel congresional de los comicios de mayo último.

Mientras el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) se mantiene en tercer lugar, con el 12 por ciento de preferencias, apenas 0.6 por ciento menos que en la encuesta Gallup-HOY de abril, pero 1 por ciento más que lo obtenido en mayo en el nivel congresional.

La decadencia perredeista no solo se muestra en las preferencias, sino también  cuando se preguntó a los encuestados sobre la actuación política de los partidos, donde registra un precario 13 por ciento de aprobación y un 62.8 por ciento de percepción negativa, lo que implica inconformidad hasta en una parte de sus propios simpatizantes.

En este último renglón es superado por el PRSC cuya actuación es aprobada por el 21 por ciento y reprobada por el 41 por ciento. Pero los dos partidos registran un contundente rechazo de la ciudadanía, ratificando la percepción que se manifiesta en la opinión pública sobre una oposición pobre.

Cuando se preguntó por la confianza en los presidentes de los partidos de oposición, el del PRD, Ramón Alburquerque, sólo registró un 20.1 por ciento con algo o mucha confianza en él, mientras para el 74.5 merecía poca o ninguna confianza. El presidente del PRSC, Federico Antún salió un poco mejor con 27.9 y 62.8 por ciento respectivamente.

Entre los políticos vivos más admirados el ex-presidente Hipólito Mejía, considerado como el líder dominante en el PRD, apenas registra un 2.9 por ciento, por debajo de Amable Aristy Castro que consiguió 3 por ciento, y ambos muy lejos del 39.8 por ciento que se otorga al presidente y líder del PLD Leonel Fernández. Alfredo Pacheco, Milagros Ortiz Bosch y Rafael Subverví Bonilla son los otros perredeístas que aparecen entre los líderes más admirados, los dos primeros con l.3 y el último con 1.2 por ciento.

Otro resultado que revela la decadencia del PRD es la insatisfacción con el Congreso saliente de mayoría perredeísta, registrada en 48.4 por ciento, y sólo un 33.6 de satisfechos. Mientras el 54 por ciento expresa expectativas de que el nuevo Congreso, de mayoría peledeísta, hará una mejor labor.

Otros datos resaltantes

Para nada sorprende que los partidos políticos sigan ocupando el último escalón en el grado de confianza de la ciudadanía sobre las instituciones básicas, con un 57 por ciento de rechazo, seguidos por los sindicatos y la Policía Nacional, con 37 por ciento, los empresarios 31 y el Congreso Nacional con 29 por ciento.

Lo que sí sorprende es que Joaquín Balaguer encabece a los políticos vivos o muertos más admirados, con un 35 por ciento, seguido de José Francisco Peña Gómez con 21 y Leonel Fernández 14 por ciento. Es relevante, en cambio, que Juan Bosch haya registrado apenas 8 por ciento, en una encuesta donde los dos partidos que él fundara acaparan tres cuartas partes de las preferencias, y su último y preferido, el gobernante PLD, queda en excelente posición.

 Eso choca con el hecho de que ambos partidos y el mismo Bosch fueron contradictores fundamentales y víctimas de las políticas antidemocráticas y las manipulaciones electorales en que se fundó y sostuvo el balaguerismo. Aunque, por oportunismo, legisladores y líderes de ambos partidos lo declararan padre de la democracia.

En esa admiración puede haber frustraciones por el desempeño de los partidos más democráticos del país, y por la inconsistencia de muchos de sus líderes que llevan un Balaguer en sus sueños de grandeza, así como una expresión de la cultura autoritaria que subsiste en alta proporción de los dominicanos y dominicanas.-

PRECANDIDATOS PREFERIDOS

Con el PRD ya envuelto en una lucha interna por la candidatura presidencial para las elecciones del 2008 y en conflicto porque su Comité Ejecutivo ha precipitado la fecha de elección para noviembre próximo, fue importante que la encuesta midiera las preferencias tanto a nivel del electorado en general como de los que se dijeron simpatizantes perredeistas.

Es significativo que los precandidatos integrados en la Corriente Unitaria, que rechaza la temprana elección del candidato presidencial y reclama como prioritaria una renovación política e ideológica del PRD, alcanzan las más altas tasas de preferencia en ambos niveles.

En el universo de los encuestados Milagros Ortiz, Virgilio Bello Rosa y Rafael Suberví encabezan las preferencias con 17.8, 15.4 y 13 por ciento respectivamente. Miguel Vargas Maldonado consigue el 11.9 por ciento, Rafael Abinader 4.9 y Enmanuel Esquea el 4.5 por ciento.

 Entre los que se dicen simpatizantes del partido blanco los resultados son más apretados. Suberví encabeza las preferencias con 21.7 por ciento, seguido de Vargas Maldonado 19.7, Ortiz Bosch 17.7 , Bello Rosa 16.1, Esquea Guerrero 4.3 y Abinader 3.5 por ciento. Alfredo Pacheco, Hipólito Mejía, Ramón Alburquerque y Orlando Jorge, que no figuran aún como precandidatos, no alcanzan el 1 por ciento.

Esos resultados alientan los reclamos y las perspectivas de la Corriente Unitaria que integran Ortiz, Bello, Suberví, Esquea y Abinader. De los encuestados en general suman el 56.6 por ciento de las preferencias, con un 31.3 que no sabe o no prefiere a ninguno, y entre los perredeístas el 63.3 por ciento, con un 14.1 por ciento que rehusó responder.

De ser cierta la generalizada percepción de que Vargas Maldonado es el preferido en los máximos organismos, como el Comité Político y el Comité Ejecutivo Nacional, los resultados de la encuesta implican un gran abismo entre la cúpula directiva y las bases perredeistas.

Aviso para el gobierno

La encuesta Gallup-HOY contiene importantes advertencias para el gobierno del PLD y el presidente Leonel Fernández, especialmente el significativo 62.7 por ciento que estima negativa la situación económica, un 19 por ciento mayor que en la anterior investigación de abril. Los que la consideran positiva cayeron del 19.6 en abril al 12.3 por ciento en agosto.

Los que dicen que su situación económica personal es mala o muy mala ascienden ahora al 56.8 por ciento, 12.2 por ciento mayor que en abril. Los que creen que las cosas van por mal camino subieron  del 40 al 51 por ciento, mientras los que aprecian que van por buen camino cayeron del 51.9 al 41.3 por ciento.

Esos resultados contrastan con la aprobación que registra el trabajo del presidente Leonel Fernández que en abril registraba 48.8 por ciento y ascendió en agosto al 55.4 por ciento. También con el 69 por ciento de los encuestados que manifiesta algo de confianza o mucha en el mandatario.

Llama la atención la baja apreciación sobre la situación económica del país, pese a que la opinión pública señala el manejo de la economía como el mayor logro del gobierno y pese a que las estadísticas oficiales arrojan un crecimiento económico del 11.7 por ciento en el primer semestre del año. La explicación podría estar en la muy desigual distribución del ingreso.

También podría explicarse en la generalizada percepción de que las prioridades de inversión del gobierno no se corresponden con la expectativa nacional. El  60 por ciento de los encuestados privilegia la salud, el 52 por ciento la educación, el 42 por ciento ayuda a los más pobres, 28 por ciento electricidad, e igual porcentaje empleo.

Apenas el 0.9 por ciento otorga prioridad al metro de Santo Domingo donde el gobierno concentra gran parte de su inversión.

El aviso al gobierno se manifiesta también en los problemas que la ciudadanía identifica como básicos: inseguridad ciudadana, falta de energía, costo de la vida, desempleo, tráfico y consumo de drogas,  salud pública, agua potable, corrupción administrativa y educación.

Con todo el balance de la encuesta es favorable al PLD y su gobierno, en especial al presidente Leonel Fernández, que sigue en perspectivas de ser reelecto.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz