El PLD y Leonel avanzan

Por Juan Bolívar Díaz

          Lo que más ha sorprendido de los resultados de la última encuesta Hamilton-HOY ha sido el crecimiento que registra el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y la distancia que toma en relación al Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), contradiciendo la percepción que daba por hecho una posición inversa.

            Tal auge hay que anotárselo en gran medida al ex-presidente Leonel Fernández, quien encabeza las valoraciones de la ciudadanía entre los dirigentes políticos, convertido cada vez más sólidamente en el gran líder del partido morado.

            Nadie que acumule información puede sorprenderse, en cambio, de que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) haya registrado su nivel más bajo de popularidad de los últimos años, 8 puntos porcentuales menos que en noviembre del año pasado. Contradictoriamente la imagen del gobierno mejoró en relación a la encuesta anterior.

El PLD es el segundo

            La generalidad de los dirigentes y analistas políticos sostenía que el PRSC se había fortalecido en la misma proporción en que creía en declive al PLD. Así lo avalaban encuestas realizadas por los partidos, y hasta dirigentes peledeístas asumían que ellos tenían que ser los más interesados en una alianza para los comicios del próximo año, para evadir el retroceso.

         Por eso se difundió la impresión de que habían sido peledeístas quienes ofrecieron al Listín Diario la falsa información de que los doctores Leonel Fernández y Joaquín Balaguer habían convenido candidaturas comunes de sus respectivos partidos en 29 provincias cuando se reunieron en la última semana de noviembre.

            A la pregunta de cuál es el partido que más se identifica con su personalidad, en la encuesta Hamilton Beattie and Staff para HOY, ejecutada del 22 al 25 de noviembre, el 38 por ciento respondió que el PRD, el 29 por ciento el PLD y sólo el 23 por ciento el PRSC.

            Aunque mantiene su tradicional primer lugar, el perredeísmo registró 2 por ciento menos que en la encuesta de abril de la misma firma, mientras el peledeísmo crecía en un robusto 7 por ciento y el reformismo en 3 por ciento, pues las marcas anteriores eran de 40, 22 y 20 por ciento, respectivamente.

            Con esta encuesta El PLD aparece reafirmado en el segundo lugar de las preferencias partidistas, distanciándose 6 puntos del PRSC, su mayor separación desde la encuesta Hamilton-HOY de noviembre de 1999, hace dos años. En las 8 encuestas siguientes la diferencia había oscilado entre 1 y 4 puntos.

Desde la campaña electoral de 1996, cuando llegó al poder, el PLD se colocó en el segundo lugar de las preferencias partidarias, dejando al PRSC en el tercero. En ocasiones con diferencias de hasta 20 puntos, como en la de noviembre de 1998, cuando registraron 34 y 14 por ciento.

El partido colorado volvió al segundo lugar en las encuestas de abril, julio y noviembre del 2000, alcanzando en esta última 7 puntos de diferencia. Pero en abril del 2001 ya el peledeísmo volvió a sobrepasar al reformismo por 22 a 20 por ciento. En los comicios presidenciales de mayo del 2000 quedaron virtualmente empatados con 24 por ciento cada uno.

El fenómeno Leonel

            En cuanto al ex-presidente Leonel Fernández , sus registros se mantienen en ascenso, tanto en la valoración de la ciudadanía como en las preferencias para a candidatura presidencial.

            En la encuesta publicada por HOY esta semana, Fernández aparece con una valoración positiva del 66 por ciento y negativa del 32, para encabezar la lista de los líderes políticos. En segundo lugar aparece la vicepresidenta Milagros Ortiz Bosch, con 63 por ciento de valoración positiva y 33 negativa. Joaquín Balaguer consigue 61 y 36 e Hipólito Mejía 57 y 40 por ciento, respectivamente.

            Cuando se preguntó quién debería ser el candidato presidencial del PLD, el 48 por ciento de los encuestados señaló a Fernández, duplicando a Jaime David Fernández que registró 23 por ciento, lo que marcó para aquel un ascenso de 13 puntos, en relación a agosto, cuando marcó apenas 35 por ciento.

            Su ventaja es aplastante, cuando se computa la opinión de quienes se dicen simpatizantes del partido morado. Entonces Leonel Fernández registro ahora el 71 por ciento, contra un 23 por ciento de Jaime David.

            Llama la atención quienes encabeza las preferencias como candidatos presidenciales de los tres partidos mayoritarios en todos los casos duplican a sus más cercanos competidores. Jacinto Peynado aparece con la más cómoda ventaja al ser señalado por el 54 por ciento del total de los encuestados como el candidato del PRSC. Milagros Ortiz Bosch duplica también a Rafael Suberví Bonilla por 35 a 16 por ciento.                        En el PRD se registran más candidatos con posibilidades, pues segundo y tercero están a solo un punto de distancia, pues Hatuey de Camps alcanzó los dos dígitos, con un registro del 15 por ciento. Enmanuel Esquea también ascendió considerablemente colocándose en el 12 por ciento.

Posibles explicaciones

            Llama la atención que el PLD y Leonel Fernández registren tal auge cuando han estado bastante a la defensiva frente a las acusaciones de malversación de fondos tanto a través del programa de empleos conocido como PEME, como mediante la cuenta especial para construcciones de los últimos diez meses de gobierno.

            Entre los dos expedientes se manejaron más de dos mil 850 millones de pesos y por el primero hay 6 peledeistas presos y uno en libertad bajo fianza, entre ellos 3 altos funcionarios.

            Tal circunstancia vendría a demostrar poca credibilidad de la población en las acusaciones, o indiferencia frente a la corrupción, ya que al menos en el PEME hay contundentes revelaciones en las indagatorias como en los interrogatorios.

            Otros factores que han podido contribuir al auge del PLD y Fernández serían la indetenible decadencia del doctor Balaguer, y la crisis por la que atravesó el PRSC con el cambio de los dirigentes que le habían sostenido en los últimos años, el desgaste del gobierno y el afloramiento de contradicciones en el seno del perredeísmo.

            Lo que más traba el crecimiento del Partido Reformista parece ser la crítica situación de Balaguer, ya con 95 años y aferrado al timón partidario, hasta el punto de que algunos ya han vuelto a mencionarlo como posible candidato presidencial, lo que había sido desechado completamente por los dirigentes recién colocados en segundas posiciones como Federico Antún, Donald Reid Cabral, Juan Esteban Olivero, Angel Lockward y otros.

            Las diferencias que afectaron recientemente al partido colorado podrían haber tenido un costo cuando predominaron dirigentes que no tienen mayores méritos políticos que la cercanía y fidelidad al caudillo, pero alejados de las masas y sin poder alardear de mucho carisma.

            La indefinición de liderazgo en el PRSC, a pesar de las altas preferencias que registra Jacinto Peynado para la candidatura presidencial, crea desconcierto entre sus simpatizantes y desplazamientos hacia el PLD, su competencia por el electorado conservador y centrista.

El PRD en retroceso

            El 38 por ciento de preferencias registrado este noviembre por el PRD es la proporción más baja en las simpatías partidarias en las 16 encuestas Hamilton para HOY desde abril de 1998. Sólo en la de marzo de 1999, registró una proporción similar. En todas las demás superó el 40 por ciento, cinco veces más del 45 por ciento y tres veces sobre el 50 por ciento, proporción ratificada por las “indiscutibles encuestas” de mayo del 1998 y 2000, en elecciones congresionales y municipales y presidenciales, respectivamente.

            En septiembre y octubre del 2000, recién retornado al poder, las preferencias por el partido blanco registraron su mayor cota, con 51 por ciento, cayendo en noviembre al 46 y en abril de este año a 40 por ciento.

            Como ocurre siempre con los que están en el poder, la generalidad de los dirigentes perredeístas duda ahora de la encuesta Hamilton-HOY. Dicen que las investigaciones realizadas por ellos dan otros numeritos.

            Otro botón de muestra la presentó esta misma semana la revista Rumbo al publicar una encuesta sólo del Distrito Nacional, realizada del 1 al 3 de diciembre en curso. El PRD registra 35.9 por ciento, el PLD 33.4 y el PRSC sólo el 16.8 por ciento.

            Contradictoriamente, la última Hamilton-HOY marca una mejoría de la imagen del gobierno perredeísta. El porcentaje de los que creen que el país marcha por rumbo equivocado se redujo cinco puntos, del 59 al 54 por ciento. Los que creen que el país va bien subieron los mismos 5 puntos, del 16 al 21 por ciento. Y los que perciben que hay corrupción en el gobierno se redujeron en 4 por ciento, al caer del 75 al 71 por ciento en relación a la anterior indagatoria, de agosto pasado.

            El descenso del perredeísmo podría explicarse en la caída del crecimiento económico, en su mayor parte por causa de orígen extranjero, como la recesión internacional, el excesivo costo del petróleo, y la caída del turismo por la inseguridad derivada del terrorismo. También por las reformas fiscales ejecutadas al comienzo del año y por los déficits y subvenciones heredados.

            Pero también por los desaciertos, por el excesivo endeudamiento y asomo de tráficos y corrupción, y especialmente por la prepotencia con que los legisladores del PRD han consumido todo un año creando incertidumbres constitucionales, y finalmente por el afloramiento de serias contradicciones y luchas grupales.-

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz